Ir a la barra de herramientas

Denuncia Iglesia Católica de Guerrero que hay padres que son obligados a oficiar misas “a punta de pistola”

Por: Rosario García Orozco

Chilpancingo, Gro., 23 de julio del 2020.- En medio de la pandemia, hay sacerdotes que han sido obligados a oficiar misa, a pesar de que la iglesia católica ha sido disciplinada y cuida que los servicios sean con todas las medidas sanitarias necesarias para evitar contagios de Covid 19, informó el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza.

Las festividades católicas están suspendidas y las que se hacen son de manera digital, “pero la gente es muy terca”, refirió el líder católico, y mencionó que en una iglesia de una comunidad algunas personas provenientes del Estado de México, obligaron a punta de pistola al sacerdote a oficiar misa, y explicó que al paso de los días, se registraron varios contagios de Covid 19.

Por lo que insiste entre la feligresía, que eviten las aglomeraciones, porque la pandemia va avanzando, reconoció el prelado católico y explicó que como iglesia, la diócesis Chilpancingo-Chilapa ha padecido el contagio de cinco sacerdotes, de los cuales dos, de más de 80 años de edad, aún se encuentran en cuarentena.

Agregó que como iglesia, “siempre estamos dispuestos a cooperar y ayudar, porque aquí lo importante es la salud de la gente, que no se contagien”.

Y aseguró que la iglesia católica, como institución es muy disciplinada, “en las misas que estamos celebrando lo hacemos muy en orden, estamos admitiendo sólo el 30 por ciento del cupo de las iglesias, hay tapete sanitizante a la entrada, se pide que ingresen con cubrebocas, se les aplica gel antibacterial, se cuida la sana distancia, no hay saludo de mano, y se comulga en la mano”.

Por lo que sostuvo que han sido un ejemplo, una motivación para las demás personas, y reconoció que al Coronavirus “no lo vamos a desterrar tan rápido y vamos a tener que convivir con él en esta nueva realidad. Es mejor ir tomando las medidas necesarias, porque no siempre vamos a estar encerrados, o confinados porque sabemos que así perjudicamos la economía, yo creo que nos tenemos que abrir, pero de esa nueva manera con las medidas sanitarias”.

Tenemos que dar la cara a la pandemia, dijo el obispo, e insistió en que en ese tema la iglesia católica ha sido ejemplar.

Sin embargo, se dijo inconforme porque el gobierno federal puso en cuarto lugar de importancia abrir las iglesias, y no consideró la fe como algo esencial, “en Guerrero la gente es muy espiritual, religiosa y de mucha tradición y para mí la fe la religión es el gran refugio a donde va la gente por eso es algo esencial, y es que al final de nuestras vidas, uno muere diciendo ‘Jesús ayúdame’. Por eso no estoy de acuerdo en que estén confinando la fe, la religión”.

La mañana de este jueves, el gobernador Héctor Astudillo Flores tuiteó: “he instruido al secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, entrar en contacto con las y los alcaldes así como con el Consejo Interreligioso, a fin de que las festividades religiosas que conlleven aglomeraciones sigan suspendidas”, ya que aún se encuentra Guerrero en semáforo naranja, pero peligrosamente cerca de semáforo rojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: